jueves, 8 de febrero de 2007

La triada de la sangre en el video: Segunda parte

***Continuación de esta entrada***

Hola otra vez. Estoy de vuelta una vez más para continuar con el tema “
La triada de la sangre en el video”. En esta ocasión solamente voy a hablar del mondo. No se preocupen, no habrá ligas directas ni imágenes escalofriantes, solo información cruda en texto (como si eso no fuera suficiente).

Antes de continuar quisiera comentar una situación. La otra noche, al terminar de escribir la primera parte, me fui a acostar con un sentimiento extraño. Hacía mucho tiempo que no tenía esa sensación en la boca del estomago, y debo de reconocer que no fue lo más agradable del mundo… Después de analizar un poco que pasó ahí, llegue a la conclusión de que ese era el sentimiento de la muerte. Después de pasar varias horas recopilando información de desmembramientos, sangre y violencia, me fui acostar con un antiguo (y familiar) fantasma respirándome en la nuca. El pasar tanto tiempo rodeado de la violencia (aunque fuese ficticia), me hizo recordar la fragilidad del ser humano, nuestra condición, y uno de nuestros miedos más primigenios. Supongo que en esta ocasión me sucederá lo mismo, y aunque no es el momento ni el lugar para hablar de esto, quiero mencionar que ese fantasma no es un ser externo. El fantasma del gore (primo del mondo) es un ser que salió de mi interior. Recordé que ese fantasma estaba dentro de mí, y si me estaba respirando la nuca, es por que lo había dejado salir una vez más. En la última sección ahondare en este tema, pero mencionaré que hay cosas, que si se quedan dentro, roerán y corroerán a los seres humanos desde el interior… Es mejor que se manifiesten como un par de letras en el papel, a que acechen pacientemente detrás de los ojos, esperando el momento adecuado para ser libres y saciar todos sus impulsos.

Pero basta ya de pseudopoesía, con ustedes la segunda parte (más densa) de este artículo:

Videos Mondo: El “shockumental”.
Antes incluso de “Blood Feast”, había surgido un concepto muchísimo más aterrador dentro del cine. Un año antes de esta película, los “cineastas” Gualtiero Jacopetti y Franco Prosperi tuvieron la idea de hacer un documental. Bastante inofensivo, ¿No es así? La situación, es que este par de italianos querían hacer un documental impactante, que realmente mostrara el rostro de la humanidad, lo salvaje de la naturaleza, y lo crudo que es el planeta. Con esta ambiciosa idea en mente, los cineastas recopilaron imágenes alrededor del mundo, mostrando ritos de pueblos aborígenes, comportamientos aberrantes, y violencia animal. Así es como se le dio vida a “Mondo Cane” (1962) (Perro Mundo en su traducción al español). Así como “Blood Feast” fue impactante en su momento, “Mondo Cane” fue todo un shock para aquellas personas que querían algo fuerte, pero sobretodo, real. Lo más “destacable” de esta película, es la actuación de Rossano Brazzi. ¿No lo conocen verdad? Es por que este personaje “murió” en su actuación.
Una de las escenas de Mondo Cane, consiste en toda la toma de una brillante idea de Brazzi. Nuestro protagonista se encuentra recorriendo uno de esos safaris donde transitas con tu carro una zona que asemeja ser salvaje. Brazzi, queriendo tomar una fotografía más nítida de los leones, detiene su vehículo dejando a su esposa y a sus hijos dentro, y solamente armado con su cámara, se comienza a acercar a los leones. Bueno, lo que siguió después no necesita mucha imaginación: Los leones atacan a Brazzi “supuestamente” acabando con su vida. Y digo supuestamente, porque mis estimados lectores, la escena que le dio fama a Mondo Cane es falsa. No voy a relatar en que infame lugar leí toda una discusión acerca de este video, pero si les voy a decir que en dicha discusión, se analizo el comportamiento de los leones (como es que en vez de atacarlo están jugando con el), lo extraño del por que la cámara no se mueve siendo que era filmado por otro aterrado espectador, por que nadie hace nada por salvar a nuestro ingenioso italiano (hasta que convenientemente lo han devorado), como es que, de un carro a otro, se pueden escuchar los aterrados gritos de su esposa y sus hijos, el porque hay un corte sumamente conveniente entre el ataque de los leones y una escena en que están saboreando un hueso, o porque nuestro atacante, de una escena a otra, cambia sus zapatos. Podemos dormir en paz, la escena más infame de Mondo Cane es falsa. Pero más allá de impactarnos, Mondo Cane sembró la semilla de lo que años más tarde rendiría frutos. Mostraría en pantalla una muerte “real”.

No puedo determinar cuando surgió el concepto como lo conocemos actualmente, probablemente fue en la década de los 80 con el advenimiento del VHS y el video casero (ya saben, tecnología de video más sencilla, más barata, y más accesible, con la capacidad de crear miles de copias de manera rápida y económica), pero si puedo mencionarles lo que es el cine mondo (así es, tomó el nombre del primer “shockumental”).
Los videos mondo, son una recopilación de sangre, violencia, y muerte REALES en video, todo con el fin de saciar el morbo de un público en particular. Lo que constituye principalmente a las películas mondo, son videograbaciones noticiosas y videos “caseros” (o amateur) de accidente, asesinatos, muertes y suicidios, pero con la característica fundamental de que no se planean dichas acciones, sino que se obtienen de manera accidental y “espontánea”. Esta parte siempre es confusa, por lo que he aprendido que es mejor ilustrarla con un ejemplo. Creo que todos tenemos en la memoria al infame “mecánico asesino”. Si no es así, les refrescaré un poco la memoria. Hace un par de años, aquí en México hubo una noticia sumamente escalofriante, involucrando a niños de kinder, un mecánico, y una grabación. Era un lunes, y como de costumbre, se realizaban honores a la bandera. El problema, es que en cierta escuela no había espacio para realizarlos dentro de la misma, por lo que las profesoras cerraban la calle para que los niños pudieran cantar el himno y saludar a la bandera. Un padre de familia, como es costumbre, estaba grabando toda la escena, incluida una parte en que vemos como una camioneta se acerca a los niños, deteniéndose al ver que no podía pasar. ¿Todo tranquilo verdad? Un padre esta grabando una ceremonia escolar y parece que no va a suceder nada malo… Pues bien, el conductor de la camioneta se hecha en reversa, y presionando el acelerador a fondo, arremete contra los niños y contra las profesoras. La cámara graba el momento en que una camioneta arrolla y mutila a varios niños, lesionando y matando a varios de ellos. En el video podemos ver a los niños accidentados, la sangre, las fracturas, los gritos y la realidad en su más cruel presentación. Bien, esto todavía no es mondo. ¿Todos estamos de acuerdo que la filmación se obtuvo de manera accidental? ¿Nadie planeó que el mecánico matara a los niños? ¿Nadie planeo llevar una cámara para grabar este evento? Ni ¿Nadie predispuso la secuencia de eventos? Todo se dio dentro de un terrible accidente y se grabó el hecho en la más terrible de las coincidencias. Pues bien, ahora algún recopilador vio este accidente y lo tiene en video. El recopilador, que también tiene el momento en que una bomba estalló en Bagdad con todo lujo de detalles, tiene el accidente de una exhibición aérea con todos los muertos de un avión cayendo sobre las tribunas, tiene el momento justo en que un suicida se vuela la tapa de los sesos en cadena nacional, y tiene el resultado de una riña callejera, decide poner todo eso en un solo video y venderlo bajo el título “Carnitas sangrientas”.
El género mondo es eso, es el hecho de que un tercer individuo recopile material gráfico, violento y real, para venderlo y hacerse de un dinero propio, sin intención de propiciar nada o predisponer eventos. El problema al que en ocasiones se enfrentan los recopiladores de este material, es que no hay suficiente material de accidentes, suicidios o muertos como para llenar una cinta… ¿La solución? Muchas veces se mezcla este tipo de escenas con videos de autopsias, amputaciones u operaciones, al igual que con escenas de violencia animal, ejecuciones, o archivos médicos.

¿Por qué “shockumentales”? La idea del “shockumental”, proviene de sus defensores. Supuestamente a todos nos gusta ver en Discovery Channel un documental acerca de la sala de emergencias de un hospital. La queja de algunos, es que en este tipo de documentales, las escenas “buenas” son cortadas debido a la censura y al respeto hacia la susceptibilidad de las personas. Con el fin de cubrir ese espacio, el shockumental busca “shockear” (impactar) al espectador con la más pura realidad, sin actores o escenas editadas. El shockumental, es un documental de la vida misma (en palabras de sus defensores), en su aspecto más crudo y gráfico.
Gracias a lo anterior, hemos tenido diferentes “joyas” en el ámbito del mondo, “destacando”:


Faces of Death (1978).

Es tal vez la serie más famosa dentro del género del shockumental. Dirigida por John Alan Schwartz (también conocido como Conan Le Cilaire), esta película recopilaba distintos tipos de muertes, mezcladas con videos de autopsias y de ataques animales, todo aderezado con una narración de lo que se veía en pantalla. ¿Lo gracioso? Si, adivinaron, la mayoría del material era falso. No vamos a negar que si había muertes reales en pantalla o que los ataques animales son premeditados, pero la gran mayoría del material presentado como “real” resultaron ser escenas muy bien elaboradas que a más de uno engañaron.

A esta película le siguieron 5 secuelas con el mismo director, siguiendo todas casi la misma línea sin variarle mucho al asunto, incluyendo un “Fact or Fiction” y un “The Worst of”. Después aparecieron otras 4 con otro dirección, pero tampoco varió el concepto y si (dicen) s

e volvió más pobre el contenido.

Traces of Death (1993).

¿Decepcionado por el bodrio que fue Faces of Death? Pues entonces puedes recurrir a “Traces of Death”. Este es al parecer, la epítome de lo que las películas mondo son: Material crudo 100% real, sin actuaciones ni maquillaje. Lo que se ve en pantalla, realmente ocurrió, incluyendo un ataque con bomba a un mercado de Sarajevo, accidentes de niños, accidentes automovilísticos, autopsias y atentados terroristas.
La saga consta de 5 películas, y es sumamente popular en este tipo de cintas (en el mercado negro mexicano, se le conoce bajo el nombre de “Trauma”). Lo… “especial” de esta película, es que se acompaña el material con música death metal o grindcore… Los que la han visto, dicen que tal acompañamiento musical le da un toque sumamente surrealista.

Y así podría seguirme enumerando distintos tipos de cinta, tan especializados como los distintos tipos de gustos por la violencia existen: de paramédicos, videos exclusivos de autopsias, recopilaciones de guerra o de ejecuciones, de violencia animal, de violencia callejera, disturbios, terrorismo, violencia animal, muerte en rodeos, accidentes automovilísticos, etc., etc., etc. Enumerar todos los videos sería cuento de nunca acabar…

Y este es el punto donde se presenta una situación algo… Peculiar.
Debemos recordar que ahora tenemos una tecnología que hace 10 años no se tenía: Internet. Así es, la “evolución” natural del mondo, pasó de la distribución clandestina en un video club, a la distribución masiva por Internet. Actualmente hay un sinnúmero de páginas que ofrecen contenido violento real, tanto en video como en fotografías. Y al igual que en video, hay de todo: Falsas y reales; especializadas en guerra o accidentes; violencia animal o actos terroristas; costumbres extrañas y videos de autopsias, el chiste es que hay de todo para todos.
Un caso muy famoso fue el de la extinta “ogrish”. Durante mucho tiempo, esta página fue de las que más material de este tipo aportó, tanto en la página, como en sus foros de internet, con un libre intercambio de videos y fotografías, el problema, es que tuvo a muchos gobiernos detrás de si, básicamente por presentar material sin el consentimiento de los afectados (WTF!!!???). Un ejemplo fueron los atentados terroristas de Bali en 2005. No había pasado ni un día, cuando ogrish tenía las fotografías y los videos de lo que había sucedido. Esto hizo enojar a más de uno, por lo que (debo suponer) gracias a esto y a distintas demandas más, la página se transformó a un nuevo concepto… Ni ligas ni nombres, pero si quieren saber más, usen la Wikipedia. Pero así como existió ogrish, existen infinidad más, listas a ser encontradas por quien sepa usar un poco google, y que sepa los terminos de búsqueda adecuados.

Así es como el mondo llegó a ser y lo que es hoy en día. ¿Por qué se le confunde con el “snuff”? Pues verán… Tendría que hablar del snuff, pero eso es en la siguiente entrada, y creo que ha sido demasiado por ahora… Solo recuerden, no importa cuantas veces les digan que "Cannibal Holocaust" si sucedió, CH no es mondo por que no está retratando las muertes de las personas de manera real.
Esperen próximamente la 3ª parte:

“Snuff: Leyenda urbana”.

¡Saludos!

P.D.
El semanario del “¡Alarma!” o “La Prensa” no es mondo, es periodismo de nota roja.

1 comentario:

Blackout dijo...

Es curioso, pero en youtube, muchos de los videos de accidentes "graciosos", o ese tipo cosas, estan "taggeados" como faces of death.